25 de febrero de 2013

La moción de Pedro Fernández Arcila, de SSP, sobre el Macizo de Anaga recibió un sí rotundo.

Parque Rural de Anaga
El pasado Viernes 22 de febrero, en el pleno municipal se aprobó, por unanimidad, una moción del concejal ecosocialista Pedro Fernández Arcila en la que se reclama al Gobierno canario el cumplimiento de lo ordenado en el artículo 247 de la Ley del Territorio, que establece la obligación del Ejecutivo regional de realizar obras de infraestructura y equipamientos que contribuyan a la mejora de las condiciones de vida de los habitantes de las áreas de influencia socioeconómica de los espacios naturales protegidos, entre ellos el Parque Rural de Anaga.

La moción tiene su razón de ser en una apuesta inicial de la Fundación Santa Cruz Sostenible –en la que está representado el Ayuntamiento– para lograr la declaración de Anaga como Reserva de la Biosfera por parte de la Unesco. Esta iniciativa tiene que ir acompañada, como opinan los vecinos de la zona, de un soporte financiero público que haga viable el proyecto, por lo que Sí se puede velará por el cumplimiento de las obligaciones del Gobierno tras la aprobación de esta moción.

Todos los grupos expresaron la necesidad de trabajar por el desarrollo de esta parte del municipio, un área cuyos vecinos –según manifestó Arcila durante la defensa de su propuesta– arrastran un desánimo prolongado, producto de la experiencia con las administraciones públicas, “rápidas en imponer limitaciones a sus actividades pero muy lentas a la hora de establecer compensaciones socioeconómicas a las poblaciones afectadas por las limitaciones impuestas por las normas”.