15 de octubre de 2016

Escuelas Rurales cerradas y Albergues Rurales como futuro de desarrollo Local...

Taborno
El nulo Desarrollo Socioeconómico de la Comarca de Anaga y el abandono secular de las Instituciones, agravado por políticas de Conservación mal enfocadas, ha propiciado que el Campo y las labores agrícola ganaderas se hayan abandonado, propiciando una progresiva despoblación, ya que ante la falta de oportunidades en igualdad de condiciones, han emigrado a las zonas urbanas, lo que ha producido un paulatino envejecimiento de la población residente, despoblando de niños los Pueblos y Pagos de Anaga, ocasionando el cierre de las Escuelas Unitarias/ Rurales de Anaga.

Tenemos por tanto, algunas Instalaciones en desuso, propiedad del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife que están ocasionando un Gasto Corriente anual mínimo, y que periódicamente necesitan Obras de lógico mantenimiento (A veces en periodos “muy largos”), algunas usadas en parte por alguna Asociación de Vecinos que no tienen Local Social. Es decir, hay un Patrimonio que ocasiona gastos periódicos y resulta improductivo.
Por otra parte, el Parque Rural de Anaga carece de una Red de Albergues y de puntos de Información, a pesar de que es ofertado turística-mente a nivel europeo, y recientemente Declarado Oficialmente el Macizo de Anaga Reserva de la Biosfera por la UNESCO, y lógicamente la oferta es ahora a nivel mundial.

Ahora mismo en Anaga solo existe un Albergue, con un número limitado de camas (40 que más que albergue es un mini hotel rural, ya que el Albergue se caracteriza precisamente por la temporalidad mínima de sus estancias, y se supone que están repartidos por toda la zona. Es decir,  lo ideal sería, al menos uno en cada Pueblo, para que los caminantes que transiten por la Red de Senderos, puedan recorrerlos cómodamente y sin prisas.

Colegios como el de Almáciga, Taborno o Afur tienen las estructuras ideales para ello, ya que cuentan con cocinas y habitaciónes para el maestro..
Nosotros entendemos que la transformación de estos colegios (o en su caso la parte que quede libre) en pequeños Albergues solo para la pernocta temporal no superior a doce horas paliaría en lo posible la carencia de la Red de Albergues que pensaba apoyar el Parque Rural, tal como se recoge en el PRUG del mismo (Aunque con una partida presupuestaria ridícula 5. 000. 000 pts) hasta tanto no haya una Red propiamente dicha o no sean necesarias las Instalaciones para recuperar su auténtica función.

Estos pequeños albergues para caminantes,  sin obligación de servir comidas, salvo bollería, conservas, refrescos y los productos típicos de la zona (Fruta, quesos, vinos, etc.) serían gestionados por persona o personas de cada Pueblo o Pago, con el apoyo de las Instituciones (Ayuntamientos y Cabildo) Los caminantes realizarían sus comidas en los Bares/ Restaurantes del lugar, con lo que se generaría más desarrollo socioeconómico en la zona.
Roque Pai - Afur

Estas Instituciones costearían la Seguridad Social de los responsables de los Albergues y un Sueldo mínimo para que además cumplan la función de Oficinas de Información (La carencia de idiomas se vería solventada con un simple poste informativo señalando el lugar donde se está en un mapa, y la provisión de folletos y Paneles informativos en varios idiomas.)
Al mismo tiempo, estos lugares pueden ser puntos de venta de la artesanía que se produzca en la zona, la gran mayoría no comprendida dentro de la clasificación que en su día hizo el Cabildo y que ha resultado un límite para la actividad, ya que resulta evidente que fue hecha de espaldas a la realidad de los artesanos.
Una cuota mínima por estancia de 6€ por persona y/o 10€ con derecho a merienda y o desayuno, en la que 4 serían para las Administraciones, más otras formas de financiación como el porcentaje de venta de Productos de la zona y Artesanía, pueden reunir un sueldo más o menos digno para que dos personas por  albergue puedan subsistir dignamente.
Queda hecha la propuesta, ya que no es por falta de ideas el que no se desarrolle la zona económicamente, solo falta un poco de Voluntad política y más amor por Anaga y por sus habitantes...