25 de febrero de 2013

La moción de Pedro Fernández Arcila, de SSP, sobre el Macizo de Anaga recibió un sí rotundo.

Parque Rural de Anaga
El pasado Viernes 22 de febrero, en el pleno municipal se aprobó, por unanimidad, una moción del concejal ecosocialista Pedro Fernández Arcila en la que se reclama al Gobierno canario el cumplimiento de lo ordenado en el artículo 247 de la Ley del Territorio, que establece la obligación del Ejecutivo regional de realizar obras de infraestructura y equipamientos que contribuyan a la mejora de las condiciones de vida de los habitantes de las áreas de influencia socioeconómica de los espacios naturales protegidos, entre ellos el Parque Rural de Anaga.

La moción tiene su razón de ser en una apuesta inicial de la Fundación Santa Cruz Sostenible –en la que está representado el Ayuntamiento– para lograr la declaración de Anaga como Reserva de la Biosfera por parte de la Unesco. Esta iniciativa tiene que ir acompañada, como opinan los vecinos de la zona, de un soporte financiero público que haga viable el proyecto, por lo que Sí se puede velará por el cumplimiento de las obligaciones del Gobierno tras la aprobación de esta moción.

Todos los grupos expresaron la necesidad de trabajar por el desarrollo de esta parte del municipio, un área cuyos vecinos –según manifestó Arcila durante la defensa de su propuesta– arrastran un desánimo prolongado, producto de la experiencia con las administraciones públicas, “rápidas en imponer limitaciones a sus actividades pero muy lentas a la hora de establecer compensaciones socioeconómicas a las poblaciones afectadas por las limitaciones impuestas por las normas”.

Anaga desconfía de la Reserva Mundial de la Biosfera

El Ayuntamiento de Santa Cruz continúa estudiando la iniciativa de
 declarar al Parque Rural de Anaga como Reserva Mundial de la Biosfera
Se dio un paso más tras reunir a una representación de los vecinos
del Distrito Anaga para informarles acerca de esta propuesta
Las asociaciones de vecinos no entienden cómo el consistorio pretende alcanzar dicha declaración sin invertir en mejorar los caminos o el alcantarillado, inexistente en algunas áreas.





L.C.
Las asociaciones de vecinos de Anaga desconfían de la declaración de Reserva de la Biosfera. O más bien habría que decir que no ven claro los pasos que pretende dar el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife para conseguir esta denominación.
Este mes responsables municipales y del Cabildo mantuvieron una reunión con los vecinos en que no convencieron.
Guillermo Borges, de Amigos de Anaga, aseguró que les preocupa el estado de las playas, del alcantarillado, de las nasas de una piscifactoría sin uso que aún hay en Igueste... "Nos dicen que a pesar de todo esto nos pueden dar la declaración", explica.
A Borges también le preocupa que la futura declaración sea un problema más para las casas de Almáciga y Tachero, que son "ilegales" según Costas. "Le preguntamos al alcalde si al ser Reserva de la Biosfera habría que derribar esas casas". Amigos de Anaga no obtuvo respuesta. "El alcalde nos dijo que eso dependía de Costas", explicó.
Fulgencio Ramos, de la asociación de vecinos El Til de Casas de la Cumbre, es aún más crítico. "Con el Parque Rural ya nos engañaron", asegura. Ramos asegura que los responsables políticos en ese momento les prometieron que se les facilitaría "fabricar sin cobrar", que se mejorarían "las pistas, los caminos", que se harían "represas"...
"No podemos caminar por los caminos tal y como están", afirma Ramos, para quien el mantenimiento de los mismos es claramente "insuficiente" por parte de los operarios del Cabildo.
"Teníamos 14 bares y han tenido que cerrar casi todos porque no había gente", añade.
El representante de la asociación de vecinos El Til considera que iniciativas como el mercadillo de la Cruz del Carmen fueron solo una pérdida de tiempo y dinero. "Si no tenemos represas que nos faciliten agua para regar los cultivos, no tendremos nada que vender en esos mercadillos", opinó.
Ramos también recordó que aún no tienen alcantarillado y están contaminando el medio ambiente por esta carencia de infraestructura.
La opinión de Luján González, de la asociación La Voz del Valle (Taganana), es que la declaración de Reserva de la Biosfera "es una medalla que se quiere colgar el ayuntamiento".
Considera, además, que dicha declaración se puede "utilizar como una especie de traba o yugo para la gente de Anaga".
González apostilló que en Parque Rural "no hacen absolutamente nada" y criticó el estado de los caminos, el alcantarillado sin terminar y la plaga de rabo de gato.