3 de octubre de 2011

ECOOCEANOS Organización Ecologista y de Cooperación Internacional, con especial importancia en los temas marinos


LLÉVATE UNO. ¡Se inicia la campaña!


Iniciamos una campaña que pretende involucrar a la ciudadanía en el grave problema de los residuos en la costa, mediante un mensaje muy simple: LLÉVATE 1. Ya hemos empezado con el reparto de un pequeño folleto que hemos diseñado y eldomingo 2 de octubre estaremos en la bellísima Playa de Benijo (espacio natural protegido de Anaga, Tenerife), repartiendo dicho folleto entre los usuarios de esta playa, y "llevándonos 1". AYÚDANOS A DIFUNDIR ESTE SENCILLO PERO IMPORTANTE MENSAJE


Esta campaña pretende concienciar a la gente de la importancia de mantener limpio el litoral con una acción muy simple: que cada persona se lleve un desperdicio humano que no le pertenezca. ¿Cómo se quedaría tu playa favorita si convences a tus amigos, familia y gente que conozcas que frecuentan esa playa de la importancia de esta simple acción en el plazo de un año? ¡HÁGAMOS LA PRUEBA! Llévate un plástico, una colilla, una lata o lo que te encuentres en la playa, explícale a la gente qué estás haciendo y por qué."UNA SIMPLE ACCIÓN PARA UN GRAN PROBLEMA"

¿Necesitas más razones?, aquí te dejamos algunos ejemplos de lo que tardan los desperdicios humanos en degradarse.


10 años
Ese es e tiempo que tarde la naturaleza en transformar una lata de cerveza al estado de óxido de hierro. Por lo general, las latas tienen 210 micrones de espesor de acero recubierto de barniz y de estaño. A la intemperie, hacen falta mucha lluvia y humedad para que el óxido la cubra totalmente.



100 a 1.000 años
Las botellas de plástico son las más resistentes a la transformación. Al aire libre pierden su tonicidad, se fragmentan y se dispersan. Enterradas, duran más. La mayoria están hechas de tereftalano de polietileno (PETE), un material duro de roer: los microorganismos no tienen mecanismos para atacarlos.





1.000 años
Los vasos descartables de polipropileno contaminan menos que los de poliestireno-material de las cajitas de huevos-. Pero también tardan en transformarse. El plástico queda reducido a moléculas sintéticas; invisibles pero siempre presentes.




1 a 2 años
Bajo los rayos del sol, una colilla con flitro puede tardar hasta dos años en desaparecer. El filtro es de acetato de celulosa, y las bacterias del suelo, acostumbradas a combatir materia orgánica, no pueden atacarla de entrada. Si cae en el agua, la desintegración es más rápida, pero más contaminante.




4.000 años
La botella de vidrio, en cualquiera de sus formatos, es un objeto muy resistente. Aunque es frágil porque con una simple caída puede quebrarse, para los componentes naturales del suelo es una tarea titánica transformarla. Formada por arena y carbonatos de sodio y de calcio, es reciclable en un 100%.





Más de 1.000 años
Sus componentes son altamente contaminantes y no se degradan. La mayoria contienen mercurio, pero otras también pueden tener zinc, cromo, arsénico, plomo o cadmio. Pueden empezar a separase al cabo de 50 años al aire libre. Pero se las ingenian para permanecer como agentes nocivos.





150 años
Las bolsas de plástico, por causa de su mínimo espesor, pueden transformarse más rápido que una botella de ese material. Las bolsitas, en realidad, están hechas de polietileno de baja densidad. La naturaleza suele entablar una "batalla" dura contra ese elemento. Y por lo general, pierde.




100 años
Junto con el plástico y el vidrio, el telgopor (corcho blanco) no es un material biodegradable. Está presente en gran parte del embalaje de artículos electrónicos. Y así como se recibe, en la mayoría de los casos, se tira a la basura. Lo máximo que puede hacer la naturaleza con su estructura es dividirla en moléculas mínimas.




1 año
El papel, compuesto básicamente por celulosa, no le da mayores problemas a la naturaleza para integrar su componentes al suelo. Si queda tirado en tierra y le toca un invierno lluvioso, no tarda en degradarse. Lo ideal, de todos modos, es reciclarlo, para evitar que se sigan talando árboles para su fabricación.




100 años
De acero y plástico, los encendedores se toman su tiempo para convertirse en otra cosa. El acero, expuesto al aire libre, recién comienza a dañarse y enmohecerse levemente después de 10 años. El plástico, en ese tiempo, ni pierde el color.

http://ecooceanos.blogspot.com/